Instalando Raspbmc

Una vez tenemos la tarjeta SD dentro de nuestra Raspberry pi y conectada al televisor por medio del HDMI (o de componentes, depende de nuestras conexiones), simplemente enchufamos el aparato a la corriente eléctrica y comenzará la instalación. Si os habéis fijado, no he dicho nada del disco duro. Se puede tener conectado o no, pero yo personalmente no lo recomiendo. ¿Por que? pues por nada en especial, simplemente no quiero que el instalador copie nada en el, quiero que no exista el disco duro para el instalador.

Al arrancar la Raspberry Pi veremos unas letras blancas sobre fondo negro para después pasar a ver una pantalla azul con una especie de “ventanas” en modo texto. Durante el proceso de instalación no tenemos que hacer absolutamente nada, solamente esperar.

Primero veremos una serie de ventanas de información, diciéndonos que tendremos dudas y donde podemos ir a responderlas, para después comenzar a descargar el sistema de ficheros principal. Nos tomaremos un café mientras tanto, que nosotros somos unos mandados!!! :).

WP_20140421_005

Iremos pasando por una serie de pantallas de descarga e instalación:

Módulos del Kernel

WP_20140421_007

Kernel y Bootloader

WP_20140421_008

Hasta que por fin, después de dos reinicios, nos descarga la ultima versión de XBMC. Puede ocurrir en este punto que en uno de los reinicios se quede colgado. Si veis que pasan unos 5 minutos y la Raspberry permanece en la pantalla con la P, entonces apagadla y volver a encenderla. Esta vez debería funcionar.

WP_20140421_010

Una vez termina de descargar el XBMC, ya arranca el programa definitivamente. Seleccionamos el idioma y esperamos un rato a que se actualice. Es probable que durante el proceso la Raspberry se reinicie, no os preocupéis, es normal.

WP_20140421_011

Y ya tenemos todo instalado y actualizado. Ahora vamos a configurar un par de cosas

Vamos a la derecha, a Ajustes. Ahí seleccionamos “Servicios” y dentro de “Servidor Web” configuramos con un usuario y contraseña el control remoto de XBMC. También, dentro de Control Remoto, seleccionamos que equipos remotos puedan controlar XBMC.

Esto nos permitirá controlar XBMC desde el ordenador, el iPhone, un móvil Android o Windows Phone.

Llegados a este punto ya podríamos conectar el disco duro. Para ver si lo ha cogido correctamente vamos a Ajustes -> Archivos, y deberíamos ver algo similar a esto:

WP_20140421_012

Es decir, una unidad con mucha mas capacidad que nuestra tarjeta SD.

En la próxima entrada nos conectaremos por SSH y cambiaremos algunas configuraciones en linea de comandos para comenzar a configurar nuestro servidor.

 

Preparando el disco duro externo

Antes de realizar la instalación dentro de la propia Raspberry Pi, vamos a parar un momento en planificar lo que vamos a instalar y sobre todo donde vamos a dejar los ficheros.

En nuestra Raspberry pi vamos a tener una tarjeta SD con una cantidad limitada de capacidad, en mi caso 8Gb. Este tamaño es mas que suficiente para soportar todo el sistema, pero no para alojar los contenidos, salvo, por ejemplo, una página web.

Para otro tipo de ficheros, ya sean Peliculas, ficheros descargados desde torrent o bien los que alojemos en nuestra nube personal es mejor disponer de un dispositivo de almacenamiento externo como un disco duro usb o un pendrive de gran capacidad.

Si es un disco duro, opción mas que recomendable, a ser posible es mejor utilizar un disco duro pensado para un NAS o similar, es decir, un WD Red o algo así. Es un poco mas caro, pero nos asegura una durabilidad mayor. O directamente un NAS o un disco de red tipo MyBook Live, que ya están preparados para permanecer mucho tiempo encendidos.

En mi caso he utilizado un disco de 2’5 que tenia por ahi que ya estaba fallando. No creo que dure mucho, pero mientras aguante ahí estará.

Pero bueno, vamos al grano.

Tenemos dos opciones. Una, que nuestro soporte de almacenamiento contenga ya ficheros que no queramos eliminar, en ese caso el disco estará en formato NTFS casi con total seguridad. La otra opción es que tengamos un disco duro nuevo o que podamos vaciar, en cuyo caso la mejor opción es formatearlo como EXT4, formato que nuestra Raspberry Pi soporta mucho mejor y que supone menos carga para la pequeña CPU que incorpora.

La forma mas sencilla de convertir el disco a EXT4 desde Windows es utilizar algún programa de particionado. AOMEI Partition Assistant tiene una versión gratuita y funciona perfectamente en cualquier versión de Windows.

Si por el contrario queremos formatear el disco duro desde nuestra Raspberry Pi, debemos hacerlo con el comando siguiente:

sudo mkfs.ext4 /dev/sda1

Asumiendo que nuestra unidad USB esta montada en el dispositivo SDA1.

Una vez solucionado y elegido el formato de almacenamiento, debemos pensar en la estructura de carpetas de nuestro disco.

Yo, particularmente, lo voy a dividir en lo siguiente:

Raiz
|- OwnCloud
|- XMBC
|----- Series
|----- Peliculas
|- Transmission
|----- Nuevos
|----- Descargando
|----- Finalizados

Es decir, una carpeta especifica para cada aplicación y las subcarpetas necesarias para cada una. ¿Por qué así?. Básicamente por Owncloud. Esta aplicación tiene la capacidad de incluir carpetas externas a la propia y de compartirlas con los usuarios. De esta forma, podemos añadir la carpeta XBMC y tener acceso a nuestros ficheros audiovisuales desde Owncloud y también la carpeta Transmission y poder manejar los torrent desde Owncloud, moviendolos a las carpetas de XBMC desde cualquier lugar y así tener disponibles nuestras descargas una vez estemos en casa.

Esto es algo personal mio, pero doy ideas de como puede quedar.

En la próxima entrada, comenzaremos ya con la instalación de Raspbmc desde la Pi.

Preparando la instalación de Raspbmc desde nuestro ordenador.

Bueno, pues ha llegado la hora de poner en marcha nuestras Raspberry pi y para ello vamos a instalar Raspbmc. Necesitamos una tarjeta SD (sirve una MicroSD con un adaptador) a ser posible de clase 10, y un ordenador.

Si disponemos de Windows XP/Vista/7 podremos descargar el instalador desde aquí , y su instalación es muy sencilla, simplemente ejecutamos el instalador, seleccionamos la unidad de nuestra tarjeta SD, aceptamos la licencia y damos a instalar. Aunque también es muy recomendable antes de ello seleccionar “Manually configure networking”, que nos permitirá asignar una ip fija a la Raspberry pi en nuestra red.

Imagen

Una vez finalizado el proceso, tendremos nuestra SD preparada para comenzar la instalación dentro de la Raspberry Pi.

Si en cambio tenemos Windows 8/8.1, el proceso se complica un poco.

Por alguna razón no he conseguido hacer funcionar el instalador en este sistema, por lo que esta vez descargaremos la imagen de red de la instalación desde aquí y además necesitaremos el programa Win32DiskImager, que ejecutaremos como administrador.

Imagen

El funcionamiento es sencillo, aunque algo mas complicado que con el instalador:

  1. Desde el explorador de Windows, descomprimimos el fichero installer.img.gz (por ejemplo con WinRAR), para sacar el fichero installer.img
  2. Ya en Win32DiskImager, seleccionamos el fichero installer.img desde el campo “Image File”
  3. Seleccionamos la unidad de nuestra tarjeta SD en “Device”, en mi caso, la unidad D
  4. Pulsamos el botón Write, nos saldrá un mensaje de que se puede corromper nuestro dispositivo, aceptamos y esperamos a que termine.

Una vez hayamos terminado, y en cualquiera de los dos casos, veremos como nuestra tarjeta SD ha quedado reducida a escasos 70 Megas. Esto es debido a que la imagen de instalación de Raspbmc contiene esos datos en una de las particiones, y después realiza el particionado de la tarjeta dentro de la propia Raspberry Pi. Al final después de todo el proceso, dispondremos de todo el espacio disponible en nuestra tarjeta.

Un último apunto, en el caso de hacer la instalación desde Windows 8/8.1 o que se nos olvidase colocar la configuración de red en el instalador, deberemos crear un fichero llamado “settings.xml” en la raiz de la tarjeta SD, junto con el resto de archivos.

Dentro del fichero settings.xml, incluimos el siguiente contenido:

<settings>
<setting id="nm.address" value="AAA.AAA.AAA.AAA" />
<setting id="nm.dhcp" value="false" />
<setting id="nm.dns" value="BBB.BBB.BBB.BBB" />
<setting id="nm.netmask" value="CCC.CCC.CCC.CCC" />
<setting id="nm.force_update" value="false" />
<setting id="nm.gateway" value="DDD.DDD.DDD.DDD" />
<setting id="nm.uid.enable" value="true" />
<setting id="nm.search" value="local" />
<setting id="nm.wifi.address" value="192.168.1.101" />
<setting id="nm.wifi.dns" value="192.168.1.1" />
<setting id="nm.wifi.gateway" value="192.168.1.1" />
<setting id="nm.wifi.netmask" value="255.255.255.0" />
<setting id="nm.wifi.dhcp" value="true" />
<setting id="nm.wifi.search" value="local" />
<setting id="nm.wifi.ssid" value="raspbmc" />
<setting id="nm.wifi.security" value="1" />
<setting id="nm.wifi.key" value="password" />
<setting id="nm.wifi.adhoc" value="false" />
<setting id="nm.wifi.5GOnly" value="false" />
</settings>

Sustituimos los valores marcados con la letras “A”, “B”, “C” y “D” por lo siguiente:

  • A -> Dirección Ip de la Raspberry Pi
  • B -> Dirección DNS primaria (lo podeis ver en el router)
  • C -> Mascara de Red para la Raspberry Pi
  • D -> Puerta de enlace (Dirección del Router)

Guardamos el fichero con estos valores y ya habríamos terminado. Recordad que al ser Linux, el nombre del fichero debe de ser tal cual, respetando las minúsculas.

Como veis, con Windows 8/8.1 es un poco mas tedioso que con Windows 7 o anterior, pero el proceso es igual de sencillo.

En la próxima entrada veremos la parte mas sencilla de todo el proceso, la instalación desde la Raspberry Pi,y una pequeña configuración inicial de la misma.

Mi Proyecto con la Raspberry Pi

Hace unos días conseguí una Raspberry Pi con casi todo lo necesario para echarla a andar. Pongo casi porque hubo ciertas cosas que no me terminaron de salir bien a la primera pero que con un poco de maña conseguí solucionar con cosas que tenia por casa. 

La verdad es que es increíble lo que se puede hacer con este cacharrito de poco mas del tamaño de una tarjeta de crédito. Hasta yo mismo que mas o menos tenia claro lo que quería hacer con ella me ha dejado sorprendido. 

La idea principal era la típica del uso de muchas de las raspberry pi de uso doméstico. Mi televisión, aunque dispone de un sistema de reproducción de vídeos por USB, ya tiene unos cuantos años y hay ciertos ficheros que se le empiezan a atragantar. 

Asi que sí, la principal idea era instalar una de estas distribuciones existentes con XBMC, que para quien no lo sepa es el acrónimo de XBOX Media Center. Se llama así porque comenzó siendo un reproductor para la primera Xbox de Microsoft, y ha terminado siendo uno de los reproductores multiplataforma mas completos y utilizados. 

Pero… ¿Porque quedarnos solo en eso?. Raspberry Pi da multitud de opciones, desde un servidor web hasta un servidor de descargas, pasando por muchos otros proyectos mas que interesantes fuera de lo que sería la informática y entrando ya mas en el terreno de la electrónica.

Total, que el proyecto de esa Raspberry Pi con su reproductor multimedia se convirtió en lo siguiente. No os asustéis con los nombres, se explicará todo paso a paso y en un lenguaje coloquial, pero de momento quiero que se quede así para que comencéis a investigar. 

  • Se instalará un sistema con XBMC “preinstalado”. En nuestro caso optaremos por Raspbmc, puede que mas adelante probemos con OpenElec o Xbian.
  • Conectaremos un disco duro externo que va a proveer de espacio a nuestra Pi. En mi caso es un disco duro de 2’5 que tenia medio estropeado de 250Gb y que con un formateo a Ext4 parece haber vuelto a la vida. En el tutorial veremos como hacerlo con un disco Ext4 o NTFS, lo que cambia es muy poquito.
  • Instalaremos un cliente de BitTorrent, en este caso Transmission, que funciona muy muy bien y es muy ligero.
  • Instalaremos un servidor web apache, que en realidad ya viene instalado, y le daremos soporte para php, mysql y phpmyadmin. Estas 3 ultimas cosas si deberemos instalarlas.
  • Instalaremos PHP-APC y FastCGI para que nuestras web funcionen mucho mas rápido. Esta quizas sea la parte mas complicada de todo el proceso.
  • Instalaremos la ultima versión de Owncloud, y lo configuraremos para poder ver desde esta aplicación lo que tengamos en nuestro disco duro externo.
  • Instalaremos algunos plug-ins interesantes para nuestra Pi, como tvalacarta, y algunos mas que seguro vamos descubriendo en el proceso.
  • Además, tengo un proyecto en mente, una web en php que iré comentando puntualmente en su desarrollo. Servirá para llevar un control de nuestras Series y tenerlas organizadas y bien nombradas. Pero de momento esto solo es un proyecto. 

En la próxima entrada comenzaremos por el principio, vamos a instalar de cero nuestra raspberry pi. Para ello necesito que tengáis preparadito lo siguiente:

  1. La Raspberry Pi, por supuesto, si es con una caja protectora mejor.
  2. Un disco duro externo, si es 3’5 seguramente tenga su propio enchufe, y si no, necesitaremos un Hub Usb alimentado, vamos, un aparato que tiene un usb macho (para enchufar a la Raspberry Pi) y una cajita con usb’s hembra, ademas de un conector a la corriente eléctrica. Suelen costar sobre unos 10€ en PC-Box. Pero si no queréis gastaros el dinero y tenéis un cargador de móvil tipo iPhone que no uséis (tipo iPhone es de aquellos que no vienen con cable sino con un conector USB), y un cable USB alargador de USB será suficiente.
  3. Una tarjeta SD de Clase 10. Si no la tenéis, yo la compraría de 8Gb, que es a día de hoy la que mejor calidad-precio tiene.
  4. Un cable HDMI.
  5. Un cargador de móvil con conexión MicroUSB, para alimentar la raspberry pi.

El próximo post vendrá prontito, con un poco de suerte con imágenes, porque con la actualización a Windows Phone 8.1 de mi Samsung Ativ S se me ha fastidiado la cámara… :'(.

Hasta Pronto!!!!