Instalando Transmission

Ya tenemos configurado el disco externo y conectado todo a través de Samba, ahora es el momento de instalar Transmission, un cliente BitTorrent muy ligero y con interfaz web, lo que nos va a permitir controlarlo desde cualquier sitio.

Nos conectamos por SSH (con Putty en caso de Windows) y lo primero que vamos a hacer es actualizar los repositorios y nuestra Raspberry

sudo apt-get update
sudo apt-get upgrade

Después del upgrade, puede ser que nos pregunte si queremos actualizar algún paquete. Le decimos que si (y) y damos a intro.

Una vez hayamos actualizado, ejecutamos el siguiente comando para obtener e instalar Transmission:

sudo apt-get -y install transmission-daemon

Esperamos a que termine el proceso y veremos que nos pone [ok] al final del todo. Esto nos ha instalado Transmission, pero ahora tenemos que configurarlo. Al ser un servicio (demonio) deberemos de detenerlo antes de nada, ejecutamos el siguiente comando:

sudo /etc/init.d/transmission-daemon stop

Nos aparecerá un mensaje de Ok a “stopping bittorrent daemon”.

Si recordáis pasadas entradas, en mi estructura de carpetas tenia una principal llamada torrent y dentro de ella tres carpetas, “Finalizados”, “Temporal” y “Nuevos”, con la primera letra en mayúscula.

Imagen

Éstas son las carpetas que tenemos que configurar en el siguiente paso, modificando el fichero “settings.json” de Transmission. Para ello, lo abrimos con nano.

sudo nano /var/lib/transmission-daemon/info/settings.json

Nos aparecerá un fichero en formato JSON, es decir, algo de este estilo:

{
     "nombre" : valor
}

Vamos a buscar los siguiente nombres, que son los que están entrecomillados, y a asignarle los correspondientes valores

"download-dir" -> (directorio finalizados, cada uno el suyo, pongo el que sería en mi caso.) "/media/usbhdd/torrent/Finalizados"
"incomplete-dir" -> (directorio temporal, igual, cada uno el suyo) "/media/usbhdd/torrent/Temporal"
"incomplete-dir-enabled" -> true
"rpc-enabled" -> true
"rpc-bind-address" -> 0.0.0.0
"rpc-username" -> "transmission"
"rpc-whitelist-enabled" -> false

Además, debemos asignar un password de inicio de sesión. Si os fijáis, la entrada “rpc-password” viene con un código comenzando por una caracter “{“. Esta es la clave por defecto, que es “transmission”, encriptada, pero nosotros la vamos a cambiar. ¿Como? Sencillo, dejamos la linea asi:

"rpc-password" -> "nuestro password"

Al iniciar el demonio de transmission, detectará que el password no esta encriptado y lo encriptará automáticamente.

Para terminar, vamos a añadir dos lineas, añadiendo además una coma al final de la última existente para no estropear el formato del fichero (es decir, “utp-enabled”: true pasa a “utp-enabled”: true,)

"watch-dir": (Colocaremos aqui la ruta a nuestra carpeta de nuevos) "/media/usbhdd/torrent/Nuevos",
"watch-dir-enabled": true

Con estas dos lineas conseguimos que Transmission se encuentre a la espera de nuevos ficheros Torrent. Si colocásemos un fichero .torrent en la carpeta “Nuevos”, Transmission automáticamente lo leera y lo pondrá a descargar, renombrando el fichero .torrent y agregándole la extensión “.added”.

Ya podemos salir guardando el fichero (Control + X, decimos que si (Y) y damos a Intro).

Como ultimo paso, debemos añadir el usuario “debian-transmission” al grupo que tiene permisos sobre el disco externo, en mi caso el grupo usb

sudo usermod -a -G usb debian-transmission

Ahora solamente tenemos que iniciar el demonio, para ello ejecutamos el siguiente comando:

sudo /etc/init.d/transmission-daemon start

Nos dirá que Ok y ya habremos terminado.

Para ver que funciona todo, entramos en nuestro navegador Web del ordenador a la dirección http://IpdelaRaspberry:9091, y veremos si nos muestra la interfaz web de Transmission:

Imagen

Probaremos a dejar un fichero torrent en la carpeta “Nuevos” para ver que todo funciona correctamente.

También, desde la propia interfaz web, vamos a tocar unos parámetros de configuración. Esto es un poco personal, pero voy a poner mi configuración por si le sirve a alguien. Pinchamos en el icono de la llave abajo a la izquierda, nos aparecerá un menú.

ImagenImagenImagenImagen

Si os fijáis, en la ultima imagen nos dice que el puerto esta cerrado. Esto puede ser por dos razones, la primera es que el router no tenga configurado el puerto para la ip de la Raspberry, ahi es mas complicado puesto que cada router es diferente, deberéis buscar como abrir los puertos en el router y redirigir el puerto de Transmission a la ip de vuestra Raspberry Pi.

La otra opción es que tengamos activado el firewall de Raspbmc. Para desactivarlo, editaremos el siguiente fichero:

sudo nano /etc/network/if-up.d/secure-rmc

y al final del fichero insertaremos la siguiente linea:

sudo /sbin/iptables --flush

Guardamos el fichero y salimos de nuevo a la linea de comandos. Para no tener que reiniciar la raspberry, ejecutamos el comando anterior en la ventana de Putty. Volvemos a transmission, y ya deberemos de ver el puerto abierto.

Imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *